ArtículosBibliotecaplanificación

Los proyectos de aprendizaje en educación inicial

Los orígenes del método de proyectos recaen en John Dewey y William H. Kilpatrick. Ambos propusieron un cambio revolucionario en las escuelas para dejar atrás los modelos de enseñanza tradicional, en que los estudiantes aprenden de manera pasiva y sin oportunidad de poner en práctica lo aprendido, por un modelo que promueve aprendizajes significativos y relevantes para la vida.

Dewey (psicólogo), desde su planteamiento más filosófico de la educación, afirmaba que los niños no son pizarras en blanco, en donde los maestros podían escribir las lecciones; todo lo contrario, concebía al niño como un ser capaz y activo, por lo tanto, el rol de la educación no debería ser la transmisión y memorización pasiva de los conocimientos.

Kilpatrick (pedagógo), discípulo de Dewey, planteó y defendió el uso del método de proyecto en la educación como una propuesta integradora que desarrolla capacidades para la vida. La propuesta de Kilpatrick sostiene que el aprendizaje es mejor cuando parte del interés del estudiante y se basa en la experiencia, ya que de esta forma, el estudiante es parte del proceso de planificación, producción y comprensión de las mismas.

En la actualidad, existen diversos conceptos y definiciones acerca de los proyectos, que rescatan algunas ideas centrales de Kilpatrik e incorporan otras para fortalecer su concepción. Por tal razón, no hay un único modo de asumir o concebir los proyectos.

Revisemos algunas definiciones que nos permitirán construir o reforzar nuestras ideas al respecto. (Tomado de: Propuesta técnica de los proyectos de aprendizaje – documento de trabajo MINEDU)

  • “Los proyectos son un método sistemático de enseñanza que involucra a los estudiantes en el aprendizaje de conocimientos y habilidades a través de un proceso de investigación sobre preguntas complejas y productos cuidadosamente diseñados” (Markham, Larmer y Ravitz, 2003).
  • “Un proyecto […] no son ejercicios escolares rutinarios sino verdaderos problemas por resolver, y conduce a la adquisición de competencias. Por lo cual, se le concibe como una actividad significativa compleja, en la cual todas las acciones tienen un sentido a mediano plazo, que invita a los niños a movilizar sus capacidades haciendo cosas de verdad”. (Perrenoud (2008, p 18).
  • […] “es una metodología educativa que integra contenido curricular con problemas o desafíos basados en experiencias reales” (Hernando, 2015, p.88).
  • “Una forma de planificación integradora que permite desarrollar competencias en los estudiantes, con sentido holístico e intercultural, promoviendo su participación en todo el desarrollo del proyecto. Comprende además procesos de planificación, implementación, comunicación y evaluación de un conjunto de actividades articuladas, de carácter vivencial o experiencial, durante un periodo de tiempo determinado, según su propósito en el marco de una situación de interés de los estudiantes o problema del contexto” (Rutas del Aprendizaje: Los proyectos de aprendizaje para el logro de competencias-Educación primaria – MINEDU 2013).
Desde el Nivel de Educación Inicial, concebimos los proyectos de aprendizaje como:

Una forma de desarrollar aprendizajes de manera integral, partiendo de los intereses y necesidades de los niños, así como de las problemáticas relacionadas a su vida y a su contexto. Se planifican, desarrollan y evalúan con la activa participación de los niños, ello implica su intervención en la toma de decisiones de las actividades que se desarrollan, brindándoles oportunidades para investigar, diseñar o plantear alternativas de solución; desarrollando así sus competencias de manera activa, creativa y colaborativa.

partir de estas definiciones, podemos darnos cuenta que los proyectos se sitúan dentro de una concepción constructivista del proceso de enseñanza – aprendizaje. Esta concepción plantea que los aprendizajes se adquieren o construyen de manera activa, otorgando a los niños el rol protagónico en la construcción de sus ideas y formas de aprender; y a los docentes, el rol de facilitadores o mediadores de dicho proceso.

Los proyectos motivan la curiosidad, la investigación y la resolución de problemas; pero, para que esto suceda, deben partir de situaciones genuinamente interesantes que despierten en ellos el deseo de conocer, comprender y dar solución a situaciones cercanas que se conecten con sus emociones y vivencias.

Trabajar por proyectos en Educación Inicial conlleva una actitud abierta y de escucha atenta a los intereses e inquietudes de los niños, de manera que sus preguntas y acciones se conviertan en el eje central del aprendizaje, haciendo que cada proyecto sea una experiencia única.

¿Cómo hacerlo?

  • Escuchando las preguntas e inquietudes de los niños.
  • Provocando situaciones para generar en ellos curiosidad, incógnita, duda.
  • Ayudándolos a expresar sus ideas, “teorías” y explicaciones posibles de lo que observan.
  • Invitándolos a imaginar formas de poner a prueba sus ideas y alternativas de solución.
  • Promoviendo la búsqueda de información y la construcción de aprendizajes de manera colaborativa.

Para tener una idea más cercana sobre los proyectos de aprendizaje, te invitamos a leer el siguiente resumen:

“¿Cómo se tejen las mantas de colores?”

En una conversación espontánea entre la docente y su grupo de niños, surge el tema de las familias y los trabajos que realizan. La docente considera que este interés podría dar lugar al desarrollo de un proyecto, por lo que propone visitar los trabajos de algunos de los padres. Al hacer las visitas, los niños se interesaron por el trabajo que hacía una de las madres, pues vieron cómo tejía una manta de colores. La visita generó inquietudes sobre ¿Cómo se tejen y pintan las mantas? y comentarios como: “La lana de mi oveja es blanca”, “las mantas son de colores”, “las mantas son tan calentitas como mi oveja”. A partir de estos comentarios, surgieron otras interrogantes: ¿Cómo se tejen las mantas de colores? ¿Cómo se convierte la lana blanca en lana de color?. Preguntas que llevaron a la docente a pensar en un proyecto para investigar y responder a las interrogantes que los niños se planteaban.

Al día siguiente, la docente colocó en la pared un papelógrafo con las siguientes preguntas: ¿Cómo creen que se tejen las mantas de colores? ¿Qué podríamos hacer para averiguarlo? La docente escribió las ideas y saberes que los niños tenían acerca de las mantas, así como sus propuestas para averiguar sobre ellas. Una de las propuestas fue regresar al taller de tejido para averiguar con qué materiales hacían las mantas; otra, fue invitar a la abuelita de uno de los niños para que les enseñe a teñir la lana, entre otras propuestas más.

Al visitar el taller de tejido, los niños observaron los diversos materiales y objetos que la mamá usaba e hicieron varias preguntas. La madre explicó a los niños que para tejer las mantas utilizaba lana de oveja y lana de alpaca; también les mostró algunos objetos que utilizaba para tejer las mantas. Después de la visita, la docente llevó al aula algunos objetos relacionados al tema de interés: mantas tejidas, lana de oveja sin procesar, ovillos y lanas de colores. Los niños exploraron los objetos y jugaron a lavar la lana, a secarla y a taparse con las mantas.

La visita permitió resolver la interrogante acerca de cómo se tejían las mantas y qué materiales se usaban, pero aún no sabían cómo la lana blanca se “convertía” en lana de colores. Para resolver esta incógnita invitaron a la abuelita Juana; ella les contó que utilizaba una raíz como detergente para lavar la lana; además, les mostró cómo las teñía. Los niños quedaron asombrados cuando la abuelita comentó que los tintes que usaba los preparaba utilizando flores, maíz morado, algunos insectos y sal. Así surgieron otras preguntas y el deseo de visitarla nuevamente para ver cómo lo hacía. Los niños
registraron sus observaciones con dibujos y, al finalizar el proyecto, compartieron con otros lo aprendido.

En este proyecto los niños vivieron diversas experiencias, que favorecieron el desarrollo de sus competencias, las cuales se evidenciaron en diálogos, representaciones gráficas, juegos y actividades espontáneas.

Fuente: Guía de orientación para desarrollar proyectos de aprendizaje en Educación Inicial – DEI 

VOLVER AL ÍNDICE

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL